2ª vueta 07/08




18/5/08 Deportivo-Villarreal

Premio sin victoria

Ramiro Aldunate
El Deportivo no pudo despedirse de su público con una victoria ante el Villarreal (0-2) pero eso no importó al público de Riazor. Pese a la derrota los gallegos jugarán la Intertoto ya que el Athletic cayó ante el Sevilla. Los tantos de Matías Fernández y Guille Franco sentenciaron un partido que estuvo muy igualado y lleno de ritmo pero en el que el Deportivo no fue tan efectivo como los amarillos. Al final todos contentos pese a que sólo uno se llevó los tres puntos.

Dos de los equipos que más en forma han estado en la recta final del campeonato se enfrentaban y el choque estuvo a la altura de las expectativas. Ambos conjuntos plantearon el partido fiel a su estilo y el resultado fue un choque atractivo para el público. Las ocasiones se sucedían en las dos porterías y las transiciones se hacían a una velocidad endiablada.

Sin embargo el Villarreal hizo gala de la efectividad que le ha permitido ser el subcampeón de esta Liga que ya ha echado el telón. Aunque el Deportivo dispuso también de varias ocasiones, la diferencia es que los amarillos no perdonan en los últimos metros. De esta manera Matías Fernández se inventó un auténtico golazo a falta de diez minutos para el descanso. El chileno se internó en el área por la banda izquierda, recortó y se sacó un disparo seco que fusiló la meta de Aouate. Inapelable.

Con ese sabor de boca se fueron minutos después al descanso. Tras la reanudación el partido siguió con el mismo guión. Los dos equipos cuidaban el balón e intentaban fabricar alguna jugada determinante. A los amarillos se les daba algo mejor y llegaban. Los gallegos también tuvieron sus oportunidades. Wilhelmsson, Lafita, Xisco o Coloccini pudieron cambiar las cosas pero no era su noche.

Ya en el descuento, con un Deportivo que nunca bajó los brazos, el Villarreal se fabricó un jugadón para culminarlo con un tanto para enmarcar. Tras tocar el balón a placer en el campo deportivista y tras varias triangulaciones, Guille Franco envió a las mallas el balón tras recibir un pase de la muerte de Capdevila.

Lo dicho, al final todos contentos. El Deportivo volverá a Europa -aunque sea por la Intertoto- y el Villarreal se despidió de la Liga con otra victoria. Una Liga en la que ambos equipos han cumplido sus objetivos con solvencia y, en algunos casos, brillantez.

-------------------------------

7/5/08 Deportivo-Levante

Vuelve la magia a Riazor

Una jugada magistral iniciada por Valerón fue suficiente para doblegar al Levante

Existe una delgada línea que distingue a los buenos jugadores de los 'cracks'. Un límite casi inapreciable pero que sirve para reconocer lo diferente, lo extraordinario de lo habitual, de lo mundano. El Deportivo no sobrepasó ese límite hasta el minuto 88 de partido. En ese momento, Valerón abrió la defensa levantina con un pase de escuadra y cartabón. Manuel Pablo centró y Riki, de tacón, hizo el resto. La magia del canario regresó (se le esperaba con ansiedad) y el Deportivo mantiene vivo el sueño de Europa vía Intertoto. El Levante, que inició el partido con una curiosa manera de reivindicar su situación, hizo lo que pudo, que no fue poco, pero se fue de tierras gallegas con una digna derrota.

Y es que los de José Ángel Moreno salieron mandones, rebeldes, adueñándose del balón y manteniendo al Deportivo a la expectativa, replegado y sin ninguna profundidad. La voluntad y el esfuerzo de los de Lotina fue decantando poco a poco la balanza del lado local, pero el sacrificio y la lucha labrada en su mediocampo se desvanecía cuando los blanquiazules se plantaban en los últimos metros. Faltaba imaginación, desborde y finalización. Ésta última tarea se esperaba de Bodipo, pero no fue la noche del delantero blanquiazul.

Wilhelmsson, sin cómplices para finalizar
A buen seguro Riazor se acordó durante gran parte del encuentro de Xisco. El delantero balear tenía día libre con permiso de Lotina y los gallegos le echaron de menos. Bodipo gozó de numerosas ocasiones para abrir el marcador pero el punta llegaba siempre medio segundo tarde. El Levante, minuto a minuto, se diluía pero no le escondía la cara a un partido que ni le iba ni le venía. El conjunto valenciano permanecía impecable en defensa ante un Deportivo en el que sólo Wilhelmsson aportaba algo diferente.

Tras el paso por vestuarios, Lotina consideró que necesitaba algo distinto para romper la dinámica del partido. Ése factor desequilibrante tiene nombres y apellidos: Juan Carlos Valerón. El jugador canario regresaba a los terrenos de juego una vez superada su lesión. Desde el primer instante se vio que el mediapunta era la solución para un Deportivo previsible y bastante plano en ataque. El primer aviso llegó con un balón en profundidad para Bodipo pero al punta le sobraba esta tarde de todo menos acierto.

Valerón y su varita
En el segundo, el recién incorporado Riki no perdonó y Riazor se levantó de su asiento. La jugada lo merecía. Valerón vio la entrada de Manuel Pablo por banda derecha y le puso un balón templado con el exterior del pie. El centro del lateral, raso y al primer palo, fue rematado de tacón por Riki y finiquitó un partido que debía haberse cerrado con antelación.

Tres puntos que dejan a los de Lotina más cerca de su objetivo. Europa no está tan lejos, aunque Atlético y Villarreal no son los mejores rivales para tratar de llegar al tren que lleva hasta el viejo continente. El otro transporte, el que finaliza su recorrido en la salvación, hace mucho tiempo que lo perdió el Levante. Aunque con el inicio de partido presenciado en Riazor, queda claro que ahora no es lo que más importa a los valencianos.

-------------------------------

3/5/09 Zaragoza-Deportivo

Como para creer en meigas

Ayala rescató en el minuto 94 al Zaragoza,que falló un carrusel de ocasiones

Las lágrimas de Ayala resumen lo que sintió el zaragocismo tras ganar al Deportivo. Hasta ese momento, pocos se creían que el Zaragoza no fuera ganando. Los de Villanova lo hicieron todo y tuvieron ocasiones de todos los colores, pero se le bajó la persiana delante de Aouate. De cabeza, con el pie, de cerca, de lejos, hasta sin portero... pero siempre fallaron. Guiado por un imparable Sergio García, el Zaragoza encerró y agobió al Deportivo, pero falló con el estoque. Los gallegos, por su parte, salieron con buenas intenciones, pero se vieron superados por un rival enchufado. Eso sí, daba la impresión de que el Zaragoza podría haber estado tirando a puerta durante cinco días y el balón no habría entrado. Hasta ese minuto 94. Matuzalem colgó una falta, Aouate cantó y Ayala marcó en boca de gol. Lo celebró con rabia, con lágrimas y con emoción. No era para menos.

El Zaragoza ofreció ante el Deportivo su mejor versión en varios meses. Villanova metió todo lo que tenía y los jugadores respondieron. Con clase, estilo e intensidad, no le faltaron ocasiones. Lo que le faltó fue acierto. Y tiene mérito crearle tal cantidad de oportunidades a este Deportivo, el mejor equipo de la segunda vuelta, sobre todo por su fiabilidad defensiva. Matuzalem, Aimar y, sobre todo, Sergio García, pusieron el fútbol. Oliviera y Diego Milito no acertaron a rematarlo. Especialmente sobresalió el catalán, imparable para los gallegos.

El Deportivo no empezó con malas intenciones, pero se vio superado por un equipo enchufadísimo. Aún así, siempre se mantuvo en el choque y de cuando en cuando avisaba de que estaba en la Romareda. Si fue inferior fue por mérito del Zaragoza, no porque dimitiera. Los mejores fueron sus laterales, Manuel Pablo y Filipe, y a quien se echó de menos fue a Wilhelmsson, desdibujado. También a Lafita, que no jugó.

Pero el protagonista del partido fue el Zaragoza, de principio a fin, y más si cabe tras el descanso. En dos minutos falló dos ocasiones de libro. En ambas, cómo no, estuvo Sergio García. Primero le puso un balón de gol a Oliveira, que reventó el balón y lo mandó alto. Un minuto después regaló un eslalon maravilloso. Parecía que no iba a dejar de amagar nunca, aunque al final Coloccini taponó su disparo. En el rechace, Aimar, con Aoaute caído, remató fuera por poco.

Siguió perdonando el Zaragoza, lanzado, a tumba abierta, buscando el gol sin reparos. Era hermoso el partido, con ritmo, con el Deportivo asustando, aunque cada vez menos y más de cuando en cuando. Con el paso de los minutos se fue perdiendo la fe. Daba la impresión de que era imposible que el Zaragoza marcara, que una fuerza sobrenatural lo impedía. Pero los jugadores seguían creyendo. Y eso que Filipe dio el último susto. Entre los que no perdieron la fe estuvo Ayala, que esperó el cante de Aouate, vio cómo Sergio García tocaba y él sólo tuvo que empujar. Después, lloró de alegría. Y con él, toda Zaragoza.

-------------------------------

26/4/08 Deportivo-Barça

Sólo jugó el Deportivo

El Barcelona,que se borró en Riazor,ofreció la peor imagen de la temporada

El Deportivo desnudó al peor Barcelona de la temporada y consiguió un triunfo cómodo (2-0) que le permite seguir creciendo y deja al Madrid con posibilidades de cantar el alirón ante el Athletic. El Barcelona no tenía ningún interés en jugar el partido y ni se esforzó en disimularlo. Por momentos, deambuló por el campo de manera casi vergonzosa. No mostró nada en el choque de Riazor, se borró y fue superado por su rival, que continúa siendo el mejor equipo de la segunda vuelta. Juan Rodríguez y Pablo Amo hicieron los goles en el segundo periodo.

La alineación que presentó Rijkaard fue el primer aviso de que el partido le molestaba al Barcelona. Después de dejarse en Barcelona a Messi, Etoo y Xavi por decisión técnica y a Iniesta y Milito por sanción, el holandés dejó en el banquillo a Valdés, Deco y Abidal. En total, ocho de los titulares ante el Manchester no lo fueron contra el Deportivo. Los once que salieron a Riazor se encargaron de confirmar el nulo interés que tenía el Barcelona por el choque. Un poco de posesión al principio del partido, con el Deportivo aún tomándole la medida al choque, y después la nada.

El Deportivo, al que no le sobra fútbol precisamente, arrolló a su rival. Al menos en todo momento dio la impresión de que tenía ilusión por la victoria. Empezó a morder y al Barcelona se le bajó la persiana. Lógico si los encargados de sacar el balón son Puyol y Thuram, y si el centro del campo es uno formado por Márquez, Touré y Gudjohnsen. La velocidad de balón era una utopía. Por lo visto en Riazor, el hambre de victoria también lo era. El balón estaba en Riazor y la camiseta del Barcelona también, pero los jugadores, en el mejor de los casos, estaban en Old Trafford.

Se impone la lógica
La consecuencia lógica era que el Deportivo ganara. Si al descanso no iba por delante fue porque Xisco, Juan Rodríguez y Lafita fallaron cuando lo sencillo era marcar, sobre todo en el caso de los dos primeros. El tanto llegó al principio de la segunda mitad. Lo hizo Juan Rodríguez, tras una acción fenomenal de Lafita. También participó en la jugada Manuel Pablo, que junto a Filipe se han visto beneficiados del sistema de tres centrales, que les da más libertad para incorporarse. El Deportivo está demostrando que no por jugar con tres centrales hay que ser más defensivo. Ante el Barcelona, los gallegos llegaron al área con varios jugadores en no pocas jugadas. Quizá el mejor fue Wilhelmsson, muy rápido y móvil.

El Barcelona siguió con su alarmante falta de recursos, tanto futbolísticos como extrafutbolísticos. El gol que finiquitó todo (aunque con el primero ya estaba casi todo sentenciado) lo hizo Pablo Amo y fue digno de ver. Wilhelmsson puso una falta en el segundo palo y el madrileño cabeceó sin oposición. Tan solo estaba el defensa deportivista que tardó un par de segundos en celebrarlo de verdad, pensando que a lo mejor estaba en fuera de juego. Esa fue una de las imágenes del gol. La otra la dejó Márquez, pidiendo no se sabe qué mientras Pablo Amo remataba a placer.

El Deportivo terminó el partido pensando, por qué no, en alcanzar Europa. Por algo es el mejor equipo de la segunda vuelta y Lotina ha dado con la tecla que mejor le viene. Mientras, el Barcelona sigue mirando hacia atrás, pues el Madrid hace tiempo que es inalcanzable y el Villarreal puede poner tierra de por medio. Puestos a ser pesimistas, los de Rijkaard pueden acabar la jornada a cinco puntos del quinto puesto. Nadie quiere mirar hacia ahí, pero si vencen Atlético y Racing habrá que hacerlo. En cualquier caso, al Barça no le importa la Liga. Está deseando que se acabe. El martes tiene 'su' partido. Soñará con que sea distinto. Primero, porque allí estarán Messi, Iniesta, Etoo, Xavi y compañía. Segundo, porque es el escenario ideal: el Teatro de los Sueños.

-------------------------------

20/4/08 Osasuna-Deportivo

El Depor agranda el agujero del fortín

Osasuna vuelve a perder en casa y el Depor sigue soñando con la intertoto

Osasuna ya no tiene fortín. Los rojillos volvieron a perder en casa ante el Deportivo en un partido que dominaron de principio a fin y que de poco les sirvió. Los gallegos lograba el único gol del partido tras un absurdo penalti que materializaba Sergio y permitía al Depor encadenar cuatro victorias consecutivas para seguir soñando con estar en plazas que dan derecho a jugar la Intertoto. Los navarros, por contra, vuelven a perder en el Reyno por tercer vez consecutiva y se complican nuevamente la salvación. Los 43 puntos no llegan y los de atrás que continúan solpando en la nuca de los de Ziganda.

En esta Liga hay esquipos que se empeñan en no rematar las faenas o en aprovechar sus oportunidades. Si el Barcelona es incapaz de hacer lo propio con los 'caramelos' que le ha puesto el Real Madrid, otros equipos como Osasuna hace tres cuartos de lo mismo pero en la zona baja de la tabla. Los navarros han perdido sus tres últimos partidos en el Reyno de Navarra y sin embargo, fuera de su 'hogar' gana puntos.

Por contra, el Depor es su contrario. Tras un inicio liguero muy irregular, en las últimas jornadas, ha sabido reponerse y ha conseguido nada más y nada menos que encadenar cuatro victorias consecutivas y alzarse como mejor equipo de Primera en la segunda vuelta. Sin embargo, los gallegos demostraron que su efectividad es aplastante. El partido comenzaba con buen ritmo y con un Osasuna totalmente volcado sobre territorio enemigo. Las ocasiones llegaron pronto y Osasuna tuvo su oportunidad más clara tras un saque de esquina botado por Plasil que remataba Astudillo y Sergio, en la misma línea de gol, despejaba el que podría haber sido el primer tanto del encuentro.

Pitidos al árbitro
Los navarros no se arrugaron y con acciones de Cruchaga y Kike Sola demostraron que el Depor sufriría mucho si quería llevarse algo de Pamplona. Además de las ocasiones de los locales, los gallegos, encerrados atrás, disfrutaron de alguna ocasión de Taborda, pero muy tímida. El colegiado Ramírez Domínguez se encargó entonces de autoproclamarse uno de los protagonistas del choque con continuas faltas entre los dos equipos y algunas de ellas sin amonestar como la que De Guzmán realizaba sobre Juanfra que a punto estuvo de costar un disgusto.

Tras el descanso, la historia se repetía. Osasuna dominaba claramente la posesión de la pelota y creaba peligro de manera constante y sin desncanso. Los hombres de Lotina esperaban atrás con el fin de sorprender al contragolpe. Ni siquiera la entrada de un siempre resolutivo Dady sirvió para algo. El delantero gozó de una ocasión que Aouate se encargó de evitar. Segundos después se producía el que será el desenlace final. Una falta de Cruchaga dentro del área sobre una internada de Filipe Luis se convertía en penalti y, por consiguiente, en el gol de Sergio. Tras analizar la jugada, en la repetición se observa cómo el defensa no entra en contacto con el deportivista y la jugada no debió ser señalada. Una escena más en la mala película que tenía como protagonista al colegiado Ramírez Domínguez.

A partir de ese fatídico momento para los locales, Osasuna se vino abajo. No en ganas, que no le faltaron nunca, sino en ocasiones. Lotina aparcó bien el autobús en el Reyno y el ataque rojillo nada pudo hacer por perforar la línea enemiga. Al final, los puntos viajan a La Coruña y permiten al Depor seguir soñando con la Intertoto. Osasuna, por contra, deberá seguir peleando sin descanso para asegurar una permanencia que se ha puesto muy cara y que será difícil de 'comprar' si deja seguir escapando puestos en el que un día fue el 'Fortín Rojillo'.

-------------------------------

13/4/08 Deportivo-Athletic

Riazor tumba a Caparrós

Inapelable victoria local Coloccini, con dedicatoria al utrerano, Sergio y Filipe, goleadores El Athletic, apático y débil Ambos lucharán por la Intertoto

Las miradas del morbo estaban puestas ayer en Joaquín Caparrós, que regresaba por primera vez a Riazor tras su espantada de A Coruña. La verdad es que las filias y las fobias estaban más en el campo que en la grada, porque en el recibimiento al utrerano sólo hubo indiferencia. Ni frío ni calor. Ni odio ni amor. Los seguidores blanquiazules, en una prueba de madurez, demostraron con su actitud que el pasado está olvidado y que importa el futuro, que por cierto pinta muy bien. Después de sufrir lo indecible ahora se mira a Intertoto, que está a sólo dos puntos. Curiosamente ése también será el objetivo de los leones, una vez que la UEFA se aleja en el horizonte. Así, el Depor peleará con Caparrós hasta el final de Liga. Que no falte el morbo.

Lo cierto es que el Athletic mostró ayer su cara mala, más cerca de la de las dos últimas temporadas que la que exhibe este año. Y es que los vascos llegaban a Riazor como el equipo menos goleado de Primera y se marcharon dejando una imagen de debilidad impropia de un grupo curtido. El cortocircuito visitante fue total, y ni el extraño invento de Caparrós de sentar a Aitor Ocio para sacar a Muñoz y situar como central a Javi Martínez, sirvió para poner en jaque el dominio local.

Y eso que el partido comenzó con igualdad, imperando el orden y el respeto al rival sobre el atrevimiento. Sergio y Yeste se presentaban como directores y buscaban la batuta del balón para mover sus orquestas. Iraola y Koikili cerraban las bandas a Lafita y Wilhelmsson, y las referencias para buscar el ataque tenía nombre propio en los dos bandos: Llorente y Xisco. Ambos son jóvenes, ambos eligen siempre la jugada correcta, ambos aguantan perfectamente esperando la llegada de los refuerzos, pero ambos se fueron sin marcar (Xisco podría haberlo hecho, pero Sergio no le cedió el penalti).

Los tres tenores.
La orquesta blanquiazul, que apunta ahora hacia Europa, resurgió con el sistema de los tres centrales, y ayer, como en una ópera perfecta, los tres tenores aparecieron para fabricar el primer gol. El gol que daba los 43 puntos y con ellos, la salvación y la renovación de facto de Lotina. Tras un falta lateral que sacó Sergio, Pablo Amo (1) cabeceó al corazón del área; Lopo (2) prolongó también de cabeza y Coloccini (3) batió a Armando en una jugada que resume la clave de la resurrección del Deportivo y la indolencia que ayer mostró la defensa del Athletic.

La celebración del tanto desató a Coloccini, que se fue a celebrarlo ante el banquillo del Athletic. No señaló a Caparrós, pero tampoco hacía falta. El central, que había sugerido esta semana que el utrerano le tenía manía a los argentinos, habló en el campo. La 'dedicatoria' tenía claro destinatario.

El Athletic intentó reaccionar, e incluso Llorente puso a prueba a Aouate, pero fue un espejismo. En el segundo tiempo adelantó su línea de presión diez metros y se encomendó a las jugadas a balón parado para entrar en el partido. Pero no era el día de los leones, superados en fútbol y ocasiones por un Depor que no para de crecer.

El penalti.
Con todo lo que le llovía al Athletic, el partido no se rompió hasta el 2-0. Un absurdo y quizás discutible penalti de Amorebieta sobre el recién entrado Riki fue la sentencia, una losa demasiada pesada para un Athletic sin identidad. La grada también lo entendió así y por primera vez se pronunció: ¡Que bote Riazor! ¡Que bote Caparrós! Hasta se recuperó la Ola, inédita desde hace casi tres temporadas. Si Riazor respondió, no lo hizo menos la afición bilbaína. Mil incondicionales en las gradas, mil gargantas entregadas en lo bueno y en los malo. Chapeau.

El tramo final dejó un golazo de Filipe que le valió para ganarle una mariscada a Manuel Pablo y De Guzman; dos grandes paradas de Armando; y el cruel poste evitando que Xisco marcase por tercer partido consecutivo. También hubo fricciones. Llorente con Aouate, Taborda con Armando y Riki con Koikili. Choques duros, pero sin mala intención.

Tercer triunfo seguido en casa
El Deportivo logró ayer su tercer triunfo consecutivo en casa, algo que no ocurría desde diciembre de 2005. Los rojiblancos, que eran el equipo que más tiempo llevaba sin perder, podía ser el Athletic menos goleado desde la temporada 85-86. Sin embargo, cayeron 3-0, la mayor goleada que han encajado esta temporada.

-------------------------------

6/4/08 Racing-Deportivo

Xisco frena al Racing y da alas al Depor

Marcó dos de los tres tantos gallegos que alejan al Depor del descenso

El Depor sigue su particular escalada en esta segunda vuelta y su última parada ha sido en Santander donde se impuso al Racing por 1-3. Xisco adelantó a los gallegos en el primer minuto y Coloccini hizo subir el segundo al marcador en el 24'. No tardó mucho el Racing en recortar distancias por medio de Jorge López pero de nuevo Xisco, que en dos jornadas ha firmado cinco goles, vio puerta y sentenció el partido. Un resultado que frena las aspiraciones de Champions del Racing y que supone un balón de oxígeno para los gallegos, que se alejan del abismo de Segunda.

El Racing tenía esta tarde la oportunidad de colocarse por primera vez en la temporada en puestos de Liga de Campeones pero para ello necesitaba sumar y que el Atlético pinchase. Al final no se cumplieron ninguna de las dos premisas.

El Sardinero se llenó por quinta vez esta temporada y en medio del ambiente festivo, cuando todavía algún aficionado rezagado no había ocupado su asiento, Xisco dejó helada a la grada. El delantero recibió de espaldas en la frontal, se dio la media vuelta, dejó sentado a Oriol y batió a Toño en la primera aproximación gallega con un tiro ajustado.

En entramado defensivo que carecteriza al equipo de Lotina se convirtió en un muro casi infranqueable para los locales, a los que les costaba mucho llegar con cierto peligro a los dominios de Aouate. De hecho, la primera oportunidad real del conjunto de Marcelino llegó en una jugada a balón parado. Oriol remató un córner, Duscher no lo controló, y el balón se paseó ante Tchité, que no supo aprovechar la ocasión.

Apenas cinco minutos después, Coloccini recibió dentro del área, le pegó con la derecha en el primer palo y el balón acabó en el fondo de la red. Dos goles en menos de 25 minutos y desde el Calderón no paraban de llegar noticias de la goleada del Atlético, que separaba a los locales del sueño Champions.

Xisco sentencia
El gol del Racing llegó en una jugada de estrategia. Jorge López botó de forma magistral una falta directa ante la que Aouate no puedo hacer nada. El tanto volvía a meter a los cántabros en el partido pero Xisco se encargó de sentenciar antes de que la remontada pudiese llegar a buen puerto. El delantero culminó una gran contra gallega. Asistencia de Lafita desde la izquierda para Xisco, que le pega con el interior y su remate entró en la red muy ajustado.

Cuatro goles en la primera parte prometían una buena segunda mitad, pero tras el paso por los vestuarios la puntería no estuvo tan fina. El Racing mejoró en ataque, sobre todo con la entrada de Smolarek por Tchité, pero el entramado defensivo gallego seguía siendo insuperable para los locales, que con impotencia veían cómo se les escapaba el partido con el paso de los minutos.

La ocasión más clara para recortar distancias la tuvo precismente el delantero polaco, pero Coloccini sacó bajo los palos el remate de Smolarek.

Al final, el Depor se llevó de Santander tres puntos vitales en sus aspiraciones de permanecer en Primera y se consolida como uno de los mejores equipos de esta segunda vuelta en la que ha sumado 23 puntos, mientras que el Racing permanece en puestos europeos a pesar de la derrota. La Liga de Campeones, de momento, tendrá que esperar.

-------------------------------

31/3/08 Deportivo-Murcia

Xisco sepulta al Murcia

Hat-trick de cabeza del punta balear. El Murcia se adelantó a los dos minutos. El Depor ya está cerca de la salvación. Polémica con el primer gol coruñés

Luis De La Cruz | 31/03/2008
Hace 17 años un delantero llamado Stojadinovic dejó al Murcia en Segunda con dos goles que dieron el ascenso al Depor. Ayer, otro delantero, este balear y de nombre Xisco, marcó tres goles de cabeza que probablemente condenen a los grana a un nuevo descenso y mantengan un año más a los coruñeses en Primera. Los de Lotina sumaron ayer su cuarta victoria consecutiva en casa y tienen ya un colchón de cuatro puntos con el abismo. Los de Clemente, que ahora ven el 4-0 al Espanyol como un espejismo pasajero, tienen un muro a escalar hasta la salvación: siete puntos en ocho partidos.

La puesta en escena no pudo ser más vibrante. Aquino, un muchacho imberbe con rango de general, puso un milimétrico centro desde la izquierda de muchos quilates. Cuando todos esperaban el martillo que Iván Alonso tiene en la cabeza, apareció De Lucas, que con un gran giro de cuello clavó el 0-1 y dio argumentos para aquellos que subliman a los cabeceadores por la plasticidad de sus goles. Raúl ya es la sombra de Santillana, pero aquella forma de suspenderse en el aire está por encima de estadísticas.

El premio le llegó demasiado pronto al Murcia, o eso debieron pensar sus jugadores, que con 88 minutos por delante, entregaron el balón y... a rezar. La desapacible tarde con la que ayer recibió A Coruña al Murcia, se trasladó al terreno de juego, porque las ocasiones blanquiazules llegaban como un diluvio. Carini paró las primeras lluvias con dos intervenciones de reflejos ante Filipe y Xisco. Luego fue Wilhelmsson, que en un acrobático remate, mandó fuera el balón. El aluvión lo cerró Coloccini, que remató forzado a puerta vacía.

La tormenta no cesaba y tenían que llegar los rayos y truenos. Fue en el minuto 22, en el que Wilhelmsson se aprovechó de un claro fuera de juego para asistir a Xisco, que con una fortuna que indicaba que ayer iba a tener su tarde, marcó de rebote. Gol ilegal, pero que se veía venir ante la incomprensible renuncia del Murcia al balón (el Deportivo terminó el primer tiempo casi el 70% de posesión).

A cabezazo limpio. El gol del delantero balear tranquilizó el hambre de triunfo de los coruñeses, que aplicaron aquello de que después de la tempestad llega al calma. El control era del Deportivo, que tras un fútbol dinámico conducido por Wilhelmsson, Lafita y De Guzman, descubrió que el Murcia es posiblemente el equipo más débil en el juego aéreo de Primera (al menos, ayer). Cada falta lateral, cada falta frontal y cada córner, era sinónimo de peligro. Los laterales granas cometían el error de hacer las faltas, y Cuadrado y Ochoa no sabían si marcan a Pablo Amo, a Xisco, a Coloccini o a Lopo, que lograba en el primer tiempo un gol en fuera de juego, esta vez bien anulado por Fernández Borbalán.

El inicio del segundo tiempo fue la tumba definitiva para el Murcia. Xisco marcaba en el 46', cómo no de cabeza, el 2-1 y comenzaba a relamerse de su noche mágica. Sólo dos minutos después, tras un córner, la cabeza del joven delantero balear volvía a desnudar la debilidad de los de Clemente. El carismático técnico sorprendió a Lotina con una defensa en línea que le causó muchos problemas a los coruñeses (y a Rubinos Pérez), pero su acierto quedó diluido por un Murcia sin ambición en ataque y contemplativo en el juego aéreo.

En dos minutos el partido quedó resuelto y los cambios, como pasa muchas veces, no cambiaron nada de nada. Baiano salió sólo a recordar sus derbis con la camiseta del Celta, mientras que Valerón pudo disfrutar por fin de minutos y de un partido roto y sin dueño. Los granas buscaban alguna grieta en la compacta defensa del Depor, mientras que Lafita, De Guzman y compañía parecían más preocupados del lucimiento que de la efectividad.

La nota negativa fueron las lesiones. Pablo García, que reaparecía ayer, y Guardado, que sólo aguantó nueve minutos en el campo, tuvieron que dejar el partido con molestias musculares. Hoy se sabrá el alcance de sus lesiones. Lo que ya sabemos desde ayer es que el Depor está cerca de Primera y que el Murcia tiene un gafe con Riazor que siempre lo acerca a Segunda.

El detalle: fuera de juego en el empate
La jugada del gol del empate del Deportivo nació en un claro fuera de juego de Wilhelmsson. El sueco se aprovechó de esa situación, se internó en el área y de su centro nació el primer gol de Xisco. Los jugadores del Murcia protestaron mucho este tanto, pero ni el árbitro asistente ni Rubinos Pérez atendieron a sus protestas y el gol subió al marcador.

-------------------------------

23/3/08 Mallorca-Deportivo

Frenazo en la escalada

Domingo 23/03/2008 10:30, DEPOR Sport, A Coruña
El Deportivo frenó su escalada y volvió a colocarse en una posición complicada por méritos propios, porque mostró una cara muy distinta a la de los últimos encuentros. Desde luego la sensación de consistencia del partido ante el Real Madrid no fue la misma que ofreció ayer.

Mallorca y Deportivo llegaban al partido con idénticas necesidades. Empatados a treinta y cuatro puntos y a sólo dos del descenso, los dos conjuntos tenían urgencia de ganar para poner tierra de por medio con el infierno de la Segunda División.

Ambos estaban muy necesitados, pero fue el conjunto balear el que puso las primeras acciones de peligro y el que se hizo dueño del balón en el inicio. El Depor se quedó agazapado en su campo y no consiguió crear peligro en todo el primer acto. La baja de Julien de Guzmán pesó más de lo esperado y el centro del campo deportivista parecía incapaz de trenzar jugadas. La imagen de orden y seguridad que se había hecho dueña del conjunto blanquiazul desde el cambio de sistema brilló por su ausencia ayer.

Güiza, que había sido duda durante toda la semana, se recuperó a tiempo y demostró que es uno de los delanteros más peligrosos de la Liga. Fue un auténtico quebradero de cabeza para la zaga deportivista. De sus botas nació la primera acción de peligro local. El ariete se adentró en el área y estuvo a punto de adelantar al Mallorca en el minuto cinco, pero finalmente detuvo Aouate.

El conjunto local estaba más enchufado y, a los pocos minutos, Jonás centró y Arango y Güiza estuvieron a punto de sorprender, pero Coloccini mandó el balón a córner.

Los deportivistas no reaccionaban y los locale le dieron una bofetada en el minuto veintidós. Juan Arango lanzó una falta a pierna cambiada y su gran disparo sorprendió por completo a la zaga blanquiazul. Pero ni con el gol despertaron de su letargo los herculinos, que ayer tuvieron muchos problemas para llegar al área rival. En toda la primera parte no crearon ni una sola acción de peligro.

Miguel Ángel Lotina se desesperaba en el banquillo y en el descanso trató de tomar cartas en el asunto. Optó por hacer cambios y a los diez minutos del inicio de la segunda parte, dio entrada a Taborda y Guardado por Xisco y Lafita y el Depor comenzó a llegar, tímidamente a la portería rival. Primero con un lanzamiento de falta que a punto estuvo de rematar Sebastián Taborda. Y a continuación fue Sergio el que casi logra colocar las tablas con un disparo desde fuera del área.

Poco después, Wilhelmsson trató de sorprender con una complicada volea tras un centro de Filipe. El Depor lo intentaba, pero le faltaba pólvora y, por si fuera poco, sufría muchísimo en cada llegada de los locales. De hecho, Güiza, el mejor de los bermellones ayer, estuvo a punto de marcar el segundo tras dos errores garrafales de Dudu Aouate.

A quince minutos para el final, Lotina insistió y buscó más profundidad. Dio entrada a Riki por Filipe Luis. Guardado pasó a actuar como carrilero y el de Aranjuez ocupó la posición del mexicano. Riki trató de aportar, pero no fue su día, ya que acabó siendo expulsado por doble tarjeta amarilla cuando llevaba poco más de diez minutos sobre el césped.

El partido ya estaba visto para sentencia, pero Güiza todavía pudo colocar la puntilla a los deportivistas en el último minuto. Jonás regateó a Aouate, y centró, pero el remate del ariete bermellón, a puerta vacía, se marchó fuera.

Los blanquiazules suspendieron el examen que tenían ayer ante uno de sus rivales directos y ahora esperan más pruebas del mismo estilo. Los próximos enfrentamientos serán ante Murcia, Racing y Athletic. Tres encuentros que serán cruciales.

Mallorca 1 - 0 Deportivo

MALLORCA

Moyá
Héctor
David Navarro
Nunes
F. Navarro
Ramis
B. Valero
Varela
Jonás
Arango
Güiza

cambios
Webó (Varela, 67’)
Scaloni (Borja Valero, 82’)
Tuni (Arango, 93’)

DEPORTIVO

Aouate
Manuel Pablo
Coloccini
Pablo Amo
Lopo
Filipe Luis
Antonio Tomás
Sergio
Lafita
Wilhelmsson
Xisco

cambios
Taborda (Xisco, 55’)
Guardado (Lafita, 55’)
Riki (Filipe, 75’)

GOL: 1-0, min 22. Arango, de falta directa lejana lanzada casi desde la línea lateral, sorprende a Dudu Aouate

ÁRBITRO: FERNÁNDEZ BORBALÁN (C. andaluz)

Amonestó a Ramis y Varela, del Mallorca; y a Pablo Amo y Coloccini del Deportivo. Expulsó a Riki por doble amonestación en el minuto 93.

-------------------------------

15/3/08 Deportivo-R.Madrid

¡¡Repetimos!!

El líder vuelve a caer en Riazor gracias a un solitario tanto de Filipe Luis con la inmejorable ayuda de Pepe.

Borja Ponte | A Coruña | 15/03/08, 10:50 pm
Una vez más, el Real Madrid cae en Riazor. El hecho de que los blancos sean los destacados líderes de la Liga española, y el conjunto blanquiazul, un equipo que lleva toda la temporada peleando con el descenso no añade el calificativo de ‘sorpresa’ a la victoria de los pupilos de Miguel Ángel Lotina. Y es que por decimosexta temporada consecutiva, el equipo de la capital se marcha de Riazor con los deberes sin hacer.

Sin embargo, éste partido no se pareció en nada a los últimos encuentros. No apareció la magia que suele aparecer en las filas deportivistas cuando el club blanco pisa Riazor. Incluso los tres últimos años en los que la situación del Deportivo no era muy clara, se vivió ese ambiente especial en el coliseo herculino. Pero éste hecho no quita, ni mucho menos, mérito a la victoria de los locales, que con un serio planteamiento defensivo venció al líder y, cuestiones épicas aparte, consiguió tres puntos vitales que suponen un paso clave en el camino hacia la salvación.

Antes del comienzo del partido, Schuster tuvo una idea. Consciente de lo que le cuesta a los blancos puntuar en Riazor, el Madrid jugó a no ser el Madrid. El técnico alemán optó por sacar de inicio a Soldado y Drenthe en una sorprende decisión que no terminó por salirle bien, renunciando de esta forma a un estilo de jugar que le ha llevado a los más alto de la tabla liguera y al lugar más discreto del fútbol europeo. Sólo Guti ponía algo de clase en un ataque totalmente perdido ante el planteamiento del técnico vasco del Deportivo, que había optado por repetir once.

La primera parte no tuvo mucha historia. O quizá es que simplemente no tuvo tanta como se esperaba. El guión era claro: el equipo de Schuster buscaba el balón y la iniciativa en las jugadas, mientras el Depor buscaba crear peligro a base de galopadas de sus hombres de ataque. Únicamente con disparos lejanos y jugadas a balón parado,ninguno de los dos bandos consiguió crear una clara ocasión de gol. El maño Lafita, en un fenomenal estado de confianza, ponía en liza los pocos detalles de calidad que se pudieron ver en los primeros 45 minutos.

Sin cambios en el descanso, la segunda parte tenía la misma pinta. Ni a madrileños ni a gallegos les entraban las prisas y se limitaban a aguardar los acontecimientos. Raúl, muy luchador pero con poco éxito en la tarde-noche de hoy, estuvo a punto de cazar un balón lejano de Heinze sembrando el miedo en las gradas de Riazor al poco de comenzar la primera parte. Pocos sustos más consiguió dar el Real Madrid.

En el minuto 12, un pase con salero de Lafita permitía a Filipe internarse en el área tras regatear con una insultante superioridad a Miguel Torres y colocar un centro sobre Xisco que Pepe, el inolvidable central de los 30 millones, enviaba a la red de la portería de un Iker Casillas que no se esperaba el regalo de su compañero. Jaque al líder. El mismo Filipe que, sonrisa a bordo y merengue en el dedo, se preguntaba en nuestro vídeo sí repetiríamos. Pues si, Filipe, ¡¡repetimos!!.

Fuera experimentos, Schuster envío a la caseta a Drenthe y Soldado, y sacó la artillería que tenía en el banquillo. Primero Robinho e Higuaín, y, poco después, Baptista. Aún así, los cambios apenas aportaron mordiente al ataque merengue, que sucumbía una y otra vez ante el planteamiento lotiniano.

Sólo en una falta a balón parado botada por Guti, que se paseó con peligro por el área deportivista hasta que Aouate detuvo el esférico, el Real Madrid consiguió poner en peligro al portero israelí. Mucho balón, pero pocas ocasiones. El Depor seguía encontrándose muy cómodo jugando a la contra, con la entrada al campo de Riki y Guardado, y tuvo ocasiones para anotar el segundo en el marcador ante la sorprende pasividad de la defensa blanca.

De esta forma, mientras pasaban los minutos, se iban acercando los tres puntos al casillero del equipo blanquiazul, siempre con el miedo presente de que una genialidad salvase a los blancos y volviesemos a ser testigos de ‘la historia de siempre’. Pero esta vez no hubo dicho estado de gracia, y Riazor se quedó con los tres puntos.

E insistimos en la palabra Riazor, que, mucho tiempo después, asiste a la tercera victoria consecutiva de los blanquiazules. Una victoria que eleva al Deportivo hasta el 12º lugar de la tabla clasificatoria, con toda la jornada de mañana por disputarse. Con esta reacción basada en el ‘efecto Riazor’ en los últimos meses, el Depor ha conseguido elevar su triste media hasta los 34 puntos en 28 partidos.

-----------------------------

9/3/08 Valencia-Deportivo

El Dépor remonta un 2-0 y se queda a un paso de la victoria en Mestalla

Domingo 09/03/2008 22:09, canaldeportivo, A Coruña
Pablo Amo definió en rueda de prensa el nuevo Deportivo. Para el central madrileño, el equipo es "incómodo" para sus rivales. Y así lo demostró esta tarde en Mestalla. Comenzó perdiendo (2-0) en los primeros compases de partido, remontó ya antes del descanso y en la segunda mitad estuvo mucho más cerca del triunfo que el cuadro valencianista. Con este valioso empate, el equipo de Miguel Ángel Lotina se coloca dos puntos por encima de la zona de descenso y camina hacia arriba en la clasificación.

Lotina introdujo dos cambios en el once inicial respecto al pasado fin de semana. Sergio entró por Antonio Tomás y Xisco por Bodipo. Los demás, los mismos, una vez confirmada la recuperación de De Guzman y Lafita, que arrastraban problemas físicos. Así, Aouate formó en portería; con la defensa de cinco invariable que es una de las claves del equipo: Manuel Pablo en la derecha; Filipe en la izquierda; Lopo, Pablo Amo y Coloccini de centrales. Por delante, Sergio y De Guzman en el doble pivote. Willy por la derecha, Lafita por la izquierda y Xisco arriba, en la punta de ataque.

El partido comenzó mal. El Valencia encontró una autopista por el carril izquierdo deportivista, en donde se originaron los dos primeros tantos levantinos, de parecida factura. En el primero se interna Villa hasta la línea de fondo, centra al corazón del área, prolonga de cabeza Arizmendi al segundo palo y Mata bate a placer a Aouate. Corría el minuto 17. Poco después llegó el 2-0 en una jugada calcada. Esta vez Arizmendi es el que centra al segundo palo y remata Villa también a placer. Todo parecía sentenciado.

Pero este nuevo Deportivo no se rinde jamás. Pelea hasta el último minuto, hasta que no queda vida. En el minuto 37, Filipe saca en corto una falta escorada a la parte izquierda y el centrocampista catalán coloca desde el borde del área el balón en la escuadra de Hildebrand, el portero valencianista. El Valencia se desajustó y el sueco Willy aprovechó un error de la zaga levantina, se interna por la banda derecha y centra perfectamente un balón raso para que Lafita, otro de los grandes descubrimientos del Deportivo, batiese de nuevo a Hildebrand a un minuto del descanso.

El partido era otro. Pero cuando todo parecía que el Valencia saldría en tromba a por la victora, el panorama fue otro. Fue realmente el Deportivo el que mereció la victoria en los segundos cuarenta y cinco minutos. Primero De Guzman chuta desde la frontal y Hildebrand se hace con la pelota. Más tarde fue Pablo Amo, que aprovecha un rechace tras un saque de esquina para volear raso y muy ajustado al palo. Poco después fue Filipe, desde fuera del área, cuyo tiro ajustado también se fue fuera por poco. El Valencia era incapaz de penetrar en la gran defensa deportivista, que hizo que Aouate apenas pasase apuros.

Lotina movió su banquillo para oxigenar a su equipo. Juan Rodríguez entró por Lafita y Riki por Xisco. En ambos casos para relevar a dos jugadores que se recuperaron a última hora de problemas físicos. Y a poco del final, Antonio Tomás por Sergio. El Deportivo se hizo dueño y señor del partido y sólo faltó una pizca de suerte para lograr la victoria. Juan Rodríguez, de tiro cruzado y raso, también pudo batir a Hildebrand. La última fue para otro central, Coloccini, pero su remate fue detenido in extremis por el portero valencianista, uno de los destacados de su equipo.

Con este resultado, el Deportivo suma 31 puntos y se sitúa con dos puntos sobre las posiciones de descenso.

-------------------------------

1/3/08 Deportivo-Sevilla

Trabajado y merecido triunfo de un Deportivo al alza sobre el Sevilla

Sábado 01/03/2008 22:45, canaldeportivo, A Coruña
El Deportivo venció esta noche con autoridad, con actitud y con una tremenda ilusión al Sevilla (2-1), salió del descenso ayudado también por la derrota del Recreativo de Huelva ante el Real Madrid y demostró que hay equipo para estar mejor clasificado en la tabla. Los blanquiazules, al final del encuentro, se vieron obligados a saludar desde el centro del terreno de juego al deportivismo, volcado una vez más con los suyos en una comunión perfecta.

Miguel Ángel Lotina se vio obligado a introducir dos cambios por lesión respecto al once del pasado domingo que venció al Espanyol. Xisco y Sergio, ambos tocados, dejaron su puesto a Bodipo y a Antonio Tomás respectivamente. Por su parte, el Sevilla, consciente del choque decisivo que el próximo martes disputará de Liga de Campeones, sentó al pichichi de la Liga, Luis Fabiano, y a una de las revelaciones de la temporada, el canterano Diego Capel.

El partido empezó frenético, con una clara ocasión de cabeza de Filipe tras una gran jugada de Wilhelmsson por la banda derecha. El brasileño remató en el segundo palo pero el balón lo desvió in extremis un defensor sevillista.

Pronto empezó el Sevilla a crear peligro, con acciones sobre todo por la banda derecha con Jesús Navas y Dani Alves. Kanouté, Koné y Duda no supieron precisar en una jugada que se repitió hasta en tres ocasiones. Internada veloz de Navas, centro al corazón del área y remate del delantero andaluz desviado.

Pasado el cuarto de hora, Lafita pudo marcar. El zaragozano se interna en el área tras una buena combinación de Wilhelmsson pero su remate raso lo bloca Palop. El Deportivo trataba de matar el partido con acciones lentas, y así, el primer tramo del choque el balón fue del equipo deportivista, una premisa en la que insiste Lotina una y otra vez.

En el minuto 25, Kanouté en posición clara de fuera de juego puso en ventaja al Sevilla. El delantero africano se aprovechó de un robo de balón en medio campo y, tras encarar a Aouate, lo bate subiendo el 0-1 en el marcador. No se amilanó el Deportivo, que apretó los dientes y obligó al Sevilla a cerrar filas. A la media hora, Maresca se duerme en el área, Bodipo le roba por detrás el balón y el italiano se ve obligado a cometer penalti. Wilhelmsson lanza raso ajustado al palo derecho de Palop y empata el partido (1-1). Corría el minuto 35.

A partir de ahí, el encuentro fue de ida y vuelta, con acercamientos peligrosos en ambas porterías, sin embargo el marcador ya no se movería.

Tras el descanso, el partido siguió los mismos derroteros. Manolo Jiménez, técnico del Sevilla, se la juega. Kanouté deja su sitio en el campo a Luis Fabiano, el mejor artillero de la Liga que empezó el partido en el banquillo. Pudo llegar el gol deportivista en un contragolpe blanquiazul en el minuto 50, pero Bodipo no fue capaz de ganar en velocidad al defensor andaluz que le arrebató la pelota en la frontal del área.

Tres minutos más tarde pudo marcar el Sevilla en una falta que botó Duda desde la banda izquierda y que sacó a córner como pudo la defensa deportivista. El equipo sevillista, hoy totalmente de rojo, creaba peligro sobre todo en saques de esquina.

En el minuto 64 llegó el delirio a Riazor. Tras una clara falta de Mosquera en la banda derecha, funcionó la pizarra de Lotina. Antonio Tomás, con Filipe y Wilhelmsson de espaldas, mete un balón al área pequeña que remata Lafita sorprendiendo a la defensa del Sevilla y a Palop. Era el 2-1 en el marcador ante una grada totalmente entregada. El banquillo sevillista reacciona y Diego Capel, también en el banquillo, pasó al terreno de juego en su posición de carrilero izquierdo.

Antonio Tomás pudo lograr el tercero tras una gran jugada de Lafita, que dio el pase de la muerte tras una veloz galopada. El centrocampista cántabro chutó raso pero ligeramente desviado. A partir de ahí el Sevilla se dedicó a conducir rápido el balón al área de Aouate, pero sin crear mayores problemas.

Victoria, el equipo sale del descenso y fiesta en Riazor.

-------------------------------

24/2/08 Deportivo-Espanyol

Justo y merecido triunfo del Deportivo en Riazor ante el Espanyol

Domingo 24/02/2008 19:59, canaldeportivo, A Coruña
El Deportivo se impuso con justicia al Espanyol (2-0) y suma tres importantes puntos para la permanencia en Primera División. Marcaron Coloccini, de nuevo otro central abrió la lata, y Lafita, que realizó, al igual que el resto de sus compañeros, un gran partido. Miguel Ángel Lotina revolucionó el once. Hasta cinco cambios en relación al último partido, el jugado en Huelva ante el Recreativo. El técnico vasco apostó por Aouate en lugar de Fabricio en la portería; Sergio por Antonio Tomás, este cambio obligado por una leve sobrecarga del cántabro, Lafita por Juan Rodríguez, Wilhelmsson por Verdú y Xisco por Bodipo. La defensa de cinco siguió invariable: Manuel Pablo, Lopo, Coloccini, Pablo Amo y Filipe.

El equipo coruñés salió en tromba. Hasta cinco saques de esquina llegó a forzar el cuadro blanquiazul en los primeros compases. Lafita estuvo a punto de marcar, pero su disparo se fue ligeramente desviado. El gol llegó fruto de un saque de esquina. En un fallo de marcaje, Coloccini al segundo palo remata a placer a la red. Era un tanto merecido porque el Dépor encerró por momentos al Espanyol en su propio campo.

Al revés que en anteriores oportunidades, el Dépor no se vino atrás y siguió tratando de imponer velocidad a sus acciones de ataque. Cuatro minutos después, Willy recoge en la frontal del área y es derribado por un defensor catalán, el esférico le llega a Lafita, que sorprende a la defensa espanyolista metiéndose en el área y plantándose ante Kameni. Su chut, rebotado en la pierna de un defensa que llegaba al cruce, se eleva por encima del meta camerunés y se cuela en la portería del Espanyol. Era el segundo tanto merecido de un Deportivo lanzado.

El marcador dejó grogui al Espanyol, que apenas fue capaz de crear peligro a Aouate. Sólo en saques de esquina y en alguna falta inquietó a la meta del portero internacional israelí.

Tras el descanso, el Deportivo le cedió el terreno al Espanyol aunque las mejores oportunidades siguieron siendo para el once de Lotina. Xisco, tras un gran pase de Lafita, recorta a su defensor y deja el pase de la muerte a Filipe, que chuta a los pies de un defensor catalán, casi bajo palos. Corría el minuto 60. Poco después, de nuevo Xisco hace una gran jugada por la banda izquierda tras un buen pase de Wilhelmsson y deja el balón a Lafita, quien, con la oposición de Kameni, está a punto de lograr el tercero.

Siguió el Dépor creando ocasiones a la contra. Las dos últimas fueron para Bodipo. La primera, escorado a la derecha, el delantero sevillano cruzó el esférico raso y Kameni, el mejor del Espanyol, la quita a saque de esquina en una gran parada. La segunda fue un doble remate tras un fantástico pase de Valerón, que una vez más se llevó la ovación de la tarde cuando sustituyó a Wilhelmsson. Sacó el portero espanyolista en sus dos remates.

Al final, justo y merecido triunfo deportivista ante un Espanyol flojo. El equipo suma ahora 27 puntos y se acerca a la permanencia, en la que están involucrados hasta nueves equipos de manera directa. 29 suman el Recreativo, Zaragoza, Getafe, Betis, Osasuna y Athletic Club. Pero el décimo clasificado, el Valladolid, tiene sólo cuatro puntos más que el Deportivo, 31 puntos.

-------------------------------

17/2/08 Recreativo-Deportivo

El Recre se distancia del Depor

El Recre le ganó hoy al Deportivo en Huelva por tres goles a dos.
Miguel Álvarez | A Coruña | 17/02/08, 7:09 pm

Llegaba esta tarde al Nuevo Colombino la vigésimo cuarta jornada en el Campeonato Nacional de Liga en Primera División. El partido enfrentaba al Recreativo de Huelva con el Deportivo de La Coruña. Era un encuentro en el que los dos equipos se jugaban mucho, tan solo un punto los separaba en la tabla y un puesto en el descenso estaba en juego.

Minutos antes del enfrentamiento nos enterábamos de que Juan Carlos Valerón volvía a ser el descartado para hoy y su plaza en el banquillo la ocupaba el sueco Wilhelmsson, que también era duda por un catarro de esta semana.

El partido dio comienzo a las cinco de la tarde aunque antes hubo un minuto de silencio por el fallecimiento de dos abonados del equipo de casa. El Recre vistió de blanquiazul y el Deportivo de rojo.

Fue el equipo local el que salió más enchufado y no tardó ni un minuto en provocar un córner en contra, fue Camuñas el que centró y Coloccini quien desbarató la ocasión. Dos minutos más tarde tuvo que intervenir otra vez Coloccini para enviar el balón a la esquina.

Era el turno para el Dépor. Poli perdió un balón a favor de Manuel Pablo y éste, desde el pico del área, hizo un pase horizontal para Juan Rodríguez. El andaluz la hechó fuera. En el minuto ocho apareció de nuevo Coloccini, en la frontal del área rival, y el Recre no le dejó respirar haciéndole una falta clara señalada por el colegiado. Lanzó Verdú y Pongolle, en la barrera, interceptó el disparo… con la mano. Penalti claro para los herculinos y tarjeta para el del equipo onubense. Volvió a lanzar Verdú, esta vez desde los once metros y marcó, a la derecha del portero, se adelantó el Dépor.

Con el marcador en contra y el Deportivo crecido a los locales se les hicieron los siguientes minutos muy cuesta arriba. Pasaron casi 20 minutos hasta que el equipo decano del fútbol español volvió a tener una ocasión clara. Sería en un córner botado al segundo palo que remató fuera Camuñas totalmente solo. Antes, el Deportivo, había tenido un par de ocasiones, desaprovechas por Bodipo. Además su defensa se estaba mostrando muy fuerte, neutralizando cualquier jugada del rival, al contrario que su delantera, que erraría otro par de oportunidades bastante claras.

La contienda se fue al descanso sin más que una ocasión reseñable, en la que Fabricio salvó al equipo en semi fallo. Bodipo seguía corriendo y corriendo sin criterio y la zaga, liderada por Coloccini inmensa. El 0 – 1 le valía a los gallegos aunque saldrían a la segunda parte a aumentar distancias.

La reanudación del enfrentamiento llegó con un arreón inicial del conjunto visitante, con un par de llegadas y un córner. Pero duró poco la alegría inicial ya que, en el minuto ocho, el Recreativo sacó desde la esquina para que Beto rematase saltando sobre Coloccini, quedó así el empate en el marcador con 42 minutos por delante. En la misma jugada fue expulsado el goleador por sacarse la camiseta porque tenía ya una tarjeta amarilla.

Tan solo tardó cuatro minutos en remontar el equipo de casa. Lo hizo por medio de Sinama Pongolle con un tiro desde 25 metros que fue a la escuadra de la meta de Fabricio tras rozar a la defensa. Con 2 – 1 en el electrónico el Deportivo necesitaba aire fresco urgentemente.

Lotina vio esta necesidad del equipo y decidió que lo más conveniente era poner a un delantero más y quedarse con un solo mediapunta. Así entraron Xisco y Wily por Verdú y Juan Rodríguez. Corría el minuto 61.

Manolo Zambrano quiso poner también a un jugador de refresco y sacó al césped a Marco Rubén en el puesto de Pongolle. Poco más tarde Miguel Ángel Lotina hizo lo propio con Riki, que salió por Lopo. El equipo quedó colocado entonces con un 4-4-2.

Todavía no estaba todo dicho pues con los cambios el combinado de Riazor empezó a tener profundidad por las bandas. Después de varias llegadas apareció un centro de Manuel Pablo que remató Bodipo perfectamente y Sorrentino se lució en una extraordinaria palomita, en el rechace De Guzmán la envió al larguero. Solo quedaba un cuarto de hora para el final del partido y el Dépor se veía con posibilidades de conseguir, al menos, un punto.

Y a base de insistencia el equipo obtuvo su premio. Era el minuto 80 y Manuel Pablo seguía llegando por la derecha, apuró el centro hasta casi la línea de fondo y en la frontal del área pequeña Riki remató al fondo de la red batiendo así al portero. Con empate a dos goles aun estaba todo abierto.

Sentenció Cáceres en el 88. Los de casa sacaron una falta lejanísima, casi en el centro del campo, y el recreativista peinó el balón para darle así los tres puntos a su equipo.

Concluyó la jornada y el resultado fue favorable al Recreativo de Huelva que se sitúa a cuatro puntos del Deportivo. Aumenta también la distancia con la salvación aunque es de solo dos puntos con Osasuna y Athletic (con un partido menos). De momento los coruñeses están a solo un partido de salir del pozo y con 14 partidos por jugar. Con dos partidos consecutivos en Riazor es el momento de que todo el deportivismo esté unido, con el equipo, para intentar conseguir los próximos seis puntos y lograr ascender algunos puestos en la tabla.

Alineaciones:
Deportivo: Fabricio, Manuel Pablo, Coloccini, Pablo Amo, Lopo (Riki 71’), Filipe, Antonio Tomás, De Guzmán, Joan Verdú (Xisco 61’), Juan Rodríguez (Wilhelmsson 61’) y Bodipo. Banquillo: Munúa, Chapi, Laure, Wilhelmsson, Sergio, Riki y Xisco.

Recreativo: Sorrentino; Edu Moya, Poli (Gerard 88’), Cáceres, Beto; Camuñas, Jesús Vázquez, Carlos Martins, Aitor, Varela y Sinama Pongolle (Marco Rubén 69’).

Árbitro: Álvarez Izquierdo, del comité catalán. Asisitido en las bandas por Aguilar Rodríguez y Esquerro Rodríguez. Amonestó a Lopo, Pongolle, Cáceres, Beto (doble amarilla), Riki y Zahinos.

Goles: 0-1 Verdú 9’ (p), 1-1 Beto 53’, 2-1 Pongolle 57’, 2-2 Riki 80’, 3-2 Cáceres 88’

-------------------------------

9/2/08 Deportivo-Getafe

Deportivo y Getafe se reparten un punto tras un partido igualado

Sábado 09/02/2008 22:13, canaldeportivo, A Coruña
Deportivo y Getafe empataron a un gol en Riazor (1-1) en un partido en el que el cuadro deportivista no fue capaz de administrar su ventaja en el marcador. El Dépor sigue sin conocer la derrota después de tres partidos y suma siete de los nueve últimos puntos jugados.

Lotina introdujo un cambio respecto al equipo que ganó el pasado sábado en Sevilla al Betis, al margen del de Andrés Guardado por lesión. Bodipo ocupó la posición en la punta de ataque de Xisco. Por lo demás, el mismo once y el mismo dibujo táctico, con tres centrales, Lopo, Coloccini y Pablo Amo, dos carrileros, Manuel Pablo y Filipe, dos pivotes, De Guzman y Antonio Tomás y dos hombres por delante, Juan Rodríguez por la derecha y Joan Verdú cayendo a la izquierda.

El partido empezó igualado, con mucho respeto por parte de ambos equipos, aunque el Dépor esperó algo más atrás las acometidas del Getafe. En el equipo madrileño, Laudrup optó por dejar sentado al nigeriano Uche en el banquillo, recién llegado de la Copa de África. El Deportivo se acercaba a la meta de Pato generalmente en saques de esquina y faltas, con Filipe muy activo por la banda izquierda. Los tres centrales blanquiazules se incorporaron siempre al remate, aunque la defensa madrileña abortó siempre cualquier tipo de remate.

El Dépor pudo adelantarse en el marcador a la media hora de juego. Manuel Pablo centra raso al corazón del área. Bodipo se la deja a De Guzmán y éste engancha en la frontal un disparo raso que se va ligeramente desviado al palo derecho de la meta de Pato. El Getafe lo intentó casi siempre desde fuera del área, pero con poca fortuna en este tramo del partido.

El gol deportivista llegó al filo del descanso, en lo que los técnicos llaman un gol psicológico. Tras un saque de una falta al segundo palo, Pablo Amo cabecea al centro del área pequeña con la fortuna de que el central getafense Mario, en su intento de despeje, cuela el esférico en la meta de Pato. Ya no hubo tiempo para más. Descanso y victoria arcial del Deportivo.

Tras el reglamentario paso por los vestuarios, el equipo de Lotina dejó que el Getafe llevase la iniciativa en los primeros minutos. En el minuto 54, Albín pidió penalti tras caer en el área deportivista con un forcejeo con Coloccini. Un minuto más tarde, De la Red engancha una volea desde unos treinta metros que se marcha ligeramente desviada al palo derecho de la portería de Fabricio. Laudrup se la juega y empieza a mover el banquillo. El nigeriano Uche entra en el campo sin apenas entrenar tras su paso por la Copa de África.

Riazor ovacionó a Wilhelmsson, que relevó a Verdú en el minuto 66. El primer sueco en la historia del Deportivo fue recibido con muchos aplausos por la grada. Un minuto más tarde, Bodipo tuvo en sus botas el segundo gol, pero no precisó su vaselina sobre un adelantado Pato. Uche, un futbolista que siempre marca en Riazor, empató el partido acto seguido. El nigeriano recoge un balón en la banda izquierda tras un despeje defectuoso de la zaga deportivista y fusila a Fabricio por alto.

-------------------------------

3/2/08 Betis-Deportivo

Justa y merecida victoria del Dépor ante el Betis en Sevilla

Domingo 03/02/2008 01:10, canaldeportivo, A Coruña

El Deportivo demostró esta noche en el Estadio Manuel Ruiz de Lopera que el camino empieza a ser ascendente. Venció con contundencia, claridad e incluso el marcador de 0-1 pudo ser más amplio, pues fue el equipo de Lotina el que tuvo las mejores ocasiones.

Repitió formación el cuadro blanquiazul, hoy de negro y rojo: Tres centrales, impecables durante todo el partido; dos laterales, Manuel Pablo y Filipe, que se sumaron continuamente al ataque por sus respectivas bandas; dos medioscentros, Antonio Tomás y De Guzman, cada vez mejor sincronizados; y por delante una línea integrada por Guardado, Juan Rodríguez y Xisco. De esta forma, con este sistema que Lotina prometió mejorar con el paso del tiempo, el Deportivo se sobró para taponar al Betis, impotente para acercarse a los dominios de Fabricio.

No obstante, el primer varapalo del partido fue para el Dépor. Guardado se resintió de su lesión muscular en los primeros compases del partido. Verdú, que para nada acusó el no haber tenido continuidad en esta fase de la Liga, fue su recambio, escorado a la banda izquierda. El catalán asumió las funciones del mexicano, un futbolista que demostró con este sistema que los que juegan bien por fuera también lo pueden hacer por dentro.

El partido se diluyó en el primer tiempo hasta que Pablo Amo remató a la red un pase de otro central, Coloccini, un futbolista que se mantiene a un gran nivel desde el mes de septiembre.

Chaparro empezó el segundo tiempo con cambios, pues su Betis no funcionaba. Y siguió sin funcionar. El Deportivo se hizo amo y señor del partido. La mejor ocasión bética de todo el partido fue a raiz de un fallo de Fabricio. El andaluz Xisco bota una falta al segundo palo. El meta deportivista, en su intento de blocar, la mete hacia su portería, pega en el palo, y entre Juan Rodríguez y Pablo Amo, ambos debajo de la raya de gol, abortan el posterior remate de la delantera verdiblanca, con Fabricio descolocado.

A partir de ahí, el Deportivo empezó a sumar ocasiones de gol. Primero un remate de Juan Rodríguez, sólo ante Ricardo, que el internacional portugués despejó con acierto. Luego un centro también del omnipresente Juan Rodríguez que saca un defensor bético claramente con la mano. El balón le llega a Filipe, que empalma desde la frontal. Ricardo despejó en una acrobática parada. Poco después, en otra jugada larga del Dépor Lopo hace una espléndida pared con Bodipo al borde del área del Betis. Juanito se ve obligado a hacerle penalti. Juan Rodríguez lanzó pero detuvo Ricardo. Fue una clara ocasión a la media hora del segundo tiempo de dejar sentenciado el partido, a pesar de que el marcador no corrió peligro en ningún momento.

La última gran ocasión fue para Bodipo. Tras el saque de una falta desde la derecha del ataque deportivista que prolonga hacia atrás Juan Rodríguez, el balón le cae al delantero deportivista que cabecea por encima de Ricardo. El balón se fue al larguero.

En resumen, clara y contundente victoria del Deportivo que suma su segunda victoria consecutiva y duerme fuera de los puestos de descenso.

-------------------------------

27/1/08 Deportivo-Valladolid

El Deportivo vence con justicia al Valladolid y se reencuentra con su afición

Domingo 27/01/2008 19:45, canaldeportivo, A Coruña
El Deportivo se impuso esta tarde (3-1) al Valladolid y de esta forma coge aire, moral y ánimos para afrontar prácticamente toda la segunda vuelta de la Liga. El equipo blanquiazul suma su segundo triunfo en casa. Y lo hizo con justicia y solvencia.

Antes de que el balón comenzase a rodar, la grada de Riazor vibró ya en el momento en el que Valerón saltaba al césped desde el vestuario para ocupar su posición en el banquillo. El internacional canario, un ídolo del deportivismo, se llevó una de las grandes ovaciones de la tarde.

Miguel Ángel Lotina introdujo una variación de última hora con respecto al equipo con el que trabajó toda la semana tanto en Riazor como en Abegondo. De Guzmán ocupó en el centro del campo la posición de Sergio, que comenzaba el partido en el banco. El resto del equipo, el mismo, con los tres centrales, Lopo, Coloccini y Pablo Amo y una línea de cuatro por delante, Antonio Tomás, De Guzman, Guardado y Juan Rodríguez, con Xisco como único punta.

En el minuto diez, el Dépor pudo marcar tras rematar Xisco cruzado y raso y desviar in extremis Sergio Asenjo. El equipo deportivista salió metido en el partido, aunque el Valladolid tampoco renunciaba a acercarse a los dominios de Fabricio. En el lanzamiento del saque de esquina llegó el gol del Deportivo, una circunstancia que no se producía desde el partido del Betis en Riazor en la primera vuelta, desde finales de septiembre. El saque de esquina al primer palo es rematado por Xisco de espuela. Sergio Asenjo salva sobre la misma raya de gol. Lopo, que regresaba al equipo tras superar su hernia discal, aprovecha el rechace para meter la puntera y empujar el 1-0. La grada enloqueció con el equipo mientras Lopo celebró este gol con todo el banquillo, en una piña entre titulares, suplentes y miembros del cuerpo técnico.

Cinco minutos más tarde pudo llegar el segundo gol. De nuevo en un lanzamiento de saque de esquina, Guardado coloca el balón en el área pequeña y Juan Rodríguez cabecea desviado por poco. Los laterales funcionaban, Antonio Tomás y De Guzman mandaban en el medio del campo, y Xisco hacía la vida imposible a la zaga castellana. El delantero deportivista forzó una amarilla para el meta Sergio Asenjo, que tuvo que salir a sus pies a por un balón y con el impulso acabó fuera del área con el esférico entre las manos. La falta posterior, lanzada por Guardado, fue rechazada por la defensa vallisoletana.

Al filo de la media hora, de nuevo el Dépor rozó el gol. En una buena combinación, Filipe habilita a Guardado en la parte izquierda del ataque blanquiazul. Su centro, venenoso a media altura y al primer palo, es despejado al poste de su propia portería por Vivar Dorado. Otro uy!! en Riazor.

La mejor oportunidad para el Valladolid llegó en el minuto 36 de partido. Vivar Dorado recoge un balón franco en la línea de tres cuartos y dispara raso y duro. Fabricio bloca bien el esférico. La respuesta deportivista, un minuto más tarde. De Guzman envía al espacio libre a Xisco, quien, muy escorado, remata a las manos de Asenjo. El Dépor cedió el espacio al Valladolid, aunque no pasaba por apuros. Es más, la velocidad de Filipe, Guardado, Manuel Pablo, Juan Rodríguez y Xisco hacía que Riazor pensase más en el 2-0 que en el empate.

La última de los primeros cuarenta y cinco minutos fue para el Valladolid. Llorente, libre de marca, cabecea picado un buen centro que le llegó al lanzamiento de un saque de esquina. Blocó bien Fabricio.

Tras reglamentario descanso llegó el segundo tanto deportivista. Si el Valladolid hizo la pasada semana uno de los goles más rápidos de la historia de la Liga, hoy el turno fue para el Deportivo. Manuel Pablo, casi al sacar de centro, bombea un balón a la línea defensiva pucelana. Guardado, totalmente sólo, encara a Asenjo. Su disparo lo rechaza como puede el meta del Valladolid. Xisco, muy atento, recoge el balón y a puerta vacía hace el segundo gol. El delantero deportivista lo celebró con la Peña Riazor Blues.

Mendilíbar reacciona desde el banquillo visitante. Ogbeche entra en el terreno de juego sustituyendo a Sisi. El Deportivo siguió cediendo el terreno al Valladolid, aunque las contras eran siempre peligrosas, gracias en parte a la velocidad de Andrés Guardado, Filipe por la izquierda; y al trabajo de Juan Rodríguez y Xisco. La defensa de cinco funcionaba y el Valladolid apenas encontraba huecos por donde llegar hasta Fabricio.

El Valladolid estuvo a punto de recortar distancias. Llorente cabeceó de nuevo un balón tras un saque de esquina y Ogbeche no llegó por muy poco en el segundo palo. Era el minuto 68 de partido.

Pero el Dépor de hoy no estaba dispuesto a sufrir. Tras un lanzamiento de saque de esquina, el balón le llega a Riki, que corre 50 metros y le deja el balón a Guardado, que bate a placer a Asenjo. Era el minuto 71 de partido. Poco después, el meta pucelano derriba a Riki fuera del área cuando el deportivista se iba sólo hacia la portería. Segunda amarilla y expulsión. El capitán Óscar Sánchez se puso los guantes, porque el equipo castellano había realizado ya los tres cambios.

Lotina, con el partido casi visto para sentencia, se alió con la grada. Decidió reemplazar a un gran Guardado, quizás tras haber realizado su mejor partido desde que llegó al Deportivo, por Valerón. El graderío, puesto en pie, ovacionó a uno de sus ídolos que retornaba al fútbol de competición.

El Valladolid, a pesar de todo, no tiró el partido. Víctor desde fuera del área y tras rechazar en un defensa, hacía el 3-1. Llorente llevó de nuevo el uy a Riazor pero el marcador ya no se movería.

Final feliz en Riazor y el Deportivo que inicia su escalada en la clasificación.

-------------------------------

20/1/08 Almería-Deportivo

El Dépor se deja los tres puntos en Almería en los instantes finales

Domingo 20/01/2008 22:45, canaldeportivo, A Coruña
El Deportivo cayó esta tarde en Almería (1-0), con un tanto cruel del central Pulido a falta de tres minutos para el final del encuentro. De esta forma, el equipo de Miguel Ángel Lotina suma su cuarta derrota _tres en Liga y una en Copa del Rey_ en los cuatro partidos jugados en el año 2008. Ahora, la salvación está a cinco puntos. El Dépor sigue con 17, y varios equipos están igualados con 22 puntos.

El partido fue de lucha, con un Deportivo que apeló más al oficio para frenar al Almería y aparcó el buen fútbol que lo caracterizó en lo que va de temporada. Durante el primer tiempo apenas se vieron ocasiones de gol. La mejor oportunidad andaluza fue para Felipe Melo, pero su cabezazo se fue fuera por poco. El Dépor pudo marcar gracias a Guardado, que se intercambió de banda con Riki. El disparo del internacional mexicano lo despejó Diego Alves.

Tras el descanso, Lotina espoleó a sus futbolistas. Juan Rodríguez adelantó su posición y se plantó mejor sobre el césped del Estadio de los Juegos Mediterráneos. La clave del partido estuvo en el minuto 49. Riki recibe un balón franco escorado a la banda izquierda y su disparo, imparable para Diego Alves, se va al larguero, bota, y le cae a Adrián al segundo palo. El delantero asturiano, en posición muy forzada, no fue capaz de aprovechar la oportunidad de poner en ventaja al Deportivo. Siguió mejor el equipo blanquiazul, hoy de negro. Juan Rodríguez tuvo su ocasión a pase de Sergio, pero también falló. La fortuna parece haber dado la espalda al cuadro deportivista esta temporada.

Poco a poco el Almería se fue recuperando del mejor inicio del Dépor en la reanudación, pero tampoco sin agobiar a Fabricio. Pero el fútbol volvió a ser duro con Lotina y sus jugadores. Si la pasada semana, el Almería tumbaba al Espanyol en el último minuto, hoy, a falta de tres, y tras una falta botada por Corona, Pulido, un central, libre de marca, batía de cabeza a Fabricio desde el corazón del área. Fue prácticamente el único error del Deportivo en todo el partido, que lo pagó con la pérdida de un punto que tenía prácticamente asegurado.

Toca ahora recuperar al equipo anímicamente y romper de una vez por todas el maleficio de Riazor y el domingo a las cinco de la tarde ganar al Valladolid para acercarse a posiciones de salvación.

 

 

Publicidad
 

Filipe en As.com

 
Esperando Contenido Widget ...
 

=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=